Publicidad

Motín a bordo de la CNMV por los vales de comida indebidamente pagados en año y medio

La herencia de Julio Segura en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) amenaza con provocar un motín en el organismo regulador que desde ayer preside Elvira Rodríguez. Las relaciones laborales en el seno de la CNMV han terminado por colmar el vaso de la paciencia de los trabajadores,que amenazan incluso con plantear un conflicto colectivo por la suspensión de los vales de comida y ayudas para transporte que este colectivo profesional venía disfrutando desde hace año y medio.

La protesta se ha larvado callada y silenciosamente en los últimos meses de gestión del equipo directivo encabezado por Julio Segura y su antiguo vicepresidente, Fernando Restoy. El desarrollo histórico de los problemas aparece documentado en una carta destinada al ministro de Economía, Luis de Guindos, donde se especifican los detalles de una batalla laboral que afecta a la fibra económica más sensible de los 500 empleados que trabajan en la CNMV.

El fondo de la cuestión que ha terminado por encrespar los ánimos reside en la anulación unilateral  del primer Acuerdo de Relaciones Laborales que había suscrito la dirección de la CNMV con el comité de empresa el 10 de diciembre de 2010. Este pacto incluía una serie de aportaciones económicas en forma de tickets de restaurante junto a otras ayudas para transporte como paso previo a un convenio colectivo que garantizase un marco de entendimiento estable y de paz social dentro de la Comisión.

El acuerdo había sido negociado con todos los parabienes por el actual subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, pero el gozo se fue al pozo cuando un año después, en octubre de 2011, la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) puso en tela de juicio las ayudas obligando a suspender de manera cautelar la generosa contribución que han venido disfrutando los trabajadores de la Comisión. Ni corta ni perezosa, la CNMV decidió en mayo pasado suspender cautelarmente las aportaciones, pero los despropósitos no terminaron ahí porque hace menos de un mes el secretario general de la Comisión, Salvador Meca, comunicó oficialmente a la presidenta del comité de empresa, María Jesús Gutiérrez, la “nulidad radical” de las ayudas” y, lo que es peor, la “decisión de iniciar el proceso para la restitución de las cantidades indebidamente abonadas”.

La cuantía a devolver por los trabajadores equivale a dos euros por día laborable durante un periodo aproximado de 18 meses. Al cambio, unos 600.000 euros que no van a sacar de pobre a la CNMV, pero cuyos trabajadores no están dispuestos a sufragar a escote con el consiguiente quebranto de sus futuras nóminas. De ahí que el comité de empresa haya disparado por elevación dirigiendo la protesta al ministro en un momento de cambio dentro de la casa.

En la misiva se recuerda que “los trabajadores han actuado, en todo momento, de buena fe” al tiempo que ponen de manifiesto “su firme propósito de adoptar todas las medidas legales y pertinentes para atacar una decisión contraria al derecho laboral”. La carga de profundidad de la protesta reside en la amenaza de reclamar responsabilidades patrimoniales que pudieran derivarse de lo que el comité de empresa considera “el mal funcionamiento de este organismo público”.

Las dudas de legalidad suscitadas por el informe de auditoría de la IGAE han sido ratificadas por la Abogacía del Estado y ahora la cuestión reside en saber si los célebres vales de comida de la CNMV se le van a terminar atragantando al actual subgobernador del Banco de España. Como señalan dentro del entorno laboral de la entidad supervisora: “Santa Rita, Rita, lo que se da, no se quita”.

http://www.elconfidencial.com/espana/2012/10/09/motin-a-bordo-de-la-cnmv-por-los-vales-de-comida-indebidamente-pagados-en-ano-y-medio-106943/

Por nuestra experiencia podemos afirmar que este organismo no sirve para nada, o al menos no cumple la función de protección a los inversores.

Por tanto solo quedan dos soluciones o que lo reformen y lo doten de todos los recursos necesarios para que sea un organismo del que los inversores podamos fiarnos o que lo cierren y asi nos ahorraremos su coste.

Publicidad

4 responses to “Motín a bordo de la CNMV por los vales de comida indebidamente pagados en año y medio

  1. En la actual situación, el que unos trabajadores con sueldos aceptables tengan vales de comida gratis total y otros ni sueldos es INDIGNO de cualquier sistema político. Y si además no cumplen ni con la función que tienen asignada (y por mi experiencia no lo hacen) es para suprimir la institución y sus sueldos y prebendas.

  2. Sobran muchas instituciones y empresas públicas que solo sirven para saquear de forma legal. Se utilizan para que dicho saqueo quede plenamente “justificado”.

    Recomiendo la lectura de la trilogía “Martín Ojo de Plata” de Matilde Asensi. Es novela histórica de aventuras -sobre marinos y piratas- que describe de forma muy documentada la España del finales del XVI y principios del XVII con las bancarrotas de Felipe II y Felipe III y que nos hace ver como las cosas ahora son muy parecidas a lo que ocurría en aquella época.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *