Publicidad

Anchorage retoma su batalla por La Seda y se persona en el concurso Leer más: Anchorage retoma su batalla por La Seda y se persona en el concurso – Noticias de Mercados http://bit.ly/KuT8qz

El fondo buitre Anchorage ha retomado su batalla por La Seda. El fondo vio cómo sus propuestas eran rechazadas en la última junta de accionistas y cómo el grupo BA Vidrio imponía sus tesis de presentar concurso voluntario y vender activos. Pero Anchorage siguió comprando deuda con descuento y ahora ha aflorado la razón: dar la batalla en el proceso concursal.

Fuentes financieras han explicado que Anchorage, con el apoyo de los bancos extranjeros como HSBC, Credit Suisse, y Deutsche Bank y del Instituto Catalán de Finanzas (ICF), organismo dependiente de la Generalitat, ha pedido ante el juez que tramita el concurso de acreedoresvoluntario un acuerdo de conciliación que va justo en la dirección contraria de lo que pretende BA Vidrio.

Este acuerdo estaría respaldado por más del 50% de la deuda total delgrupo químico La Seda de Barcelona, que supera los 700 millones de pasivo, con el que se presentó concurso de acreedores voluntario.

El primer asalto de esta batalla tuvo lugar en la última junta de accionistas. Allí el grupo luso BA Vidrio, que preside Carlos Moreira, hizo valer el junio del año pasado su 20% en el capital del fabricante de PET, el material que se utiliza para fabricar, entre otras muchas cosas, las botellas de plástico.

La pelota en el tejado de la juez

Ahora la pelota se encuentra en manos de la juez Yolanda Ríos López, la titular del juzgado mercantil número 1 de Barcelona, en donde se tramita el concurso de acreedores de La Seda presentado el pasado verano. Ante la juez, Anchorage y los bancos que le apoyan han solicitado  un plan industrial de viabilidad para la compañía que podría empezar a implementarse inmediatamente si tanto la juez y como el administrador concursal impiden el troceo de la sociedad que quiere aplicar BA Vidrio.

Por su parte, La Seda presentó ayer la solicitud de liquidación ante este juzgado. Moreira comunicó a la CNMV su decisión tras comprobar que la propuesta de convenio que presentó en octubre no iba a prosperar por falta de consenso entre las entidades que habían dejado dinero a la compañía.

El plan de los acreedores elimina la mayor parte de la deuda de La Seda, asegura la continuidad de toda su actividad, la permanencia de su sede en Barcelona y una inyección de 40 millones de capital adicional.

BA Vidrio también pone sobre la mesa ampliar capital de La Seda por valor de 40 millones pero su plan se centra en la venta de activos, incluidos la planta de El Prat de Llobregat, con lo que la sede del grupo dejaría Barcelona, según los detractores de esta línea de actuación.

Delicada situación financiera

La Seda de Barcelona se encuentra en una delicada situación financiera. La cotización de la acción está suspendida. Acabó el 2012 con pérdidas por valor 199 millones de euros. La facturación sumó unas ventas brutas de 1.370 millones.

Sin embargo, es pronto para decir quién ganará. Moreira todavía cuenta con el apoyo de la banca portuguesa –BCP y Caixa Geral–, que quieren vender por partes los activos de La Seda, incluyendo el 41% en la planta portuguesa de Sines, quizá lo más valioso del balance del grupo y en donde estos grupos financiaros tienen comprometidos cuantiosos créditos. La principal novedad es que ahora la batalla se dará en el concurso de acreedores, precisamente el marco que había escogido BA Vidrio para ejecutar sus planes para La Seda.

http://www.elconfidencial.com/mercados/2014-01-04/anchorage-retoma-su-batalla-por-la-seda-y-se-persona-en-el-concurso_72573/

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *